Page 19 - Demo
P. 19

Eso sí, la doctora explica que no hay postura ni buena ni mala, lo que hay que hacer es cambiarla constantemente. “La única postura mala es la que se mantiene mucho tiempo”, asegura la experta.
Esta posición sostenida durante todo el día debilita grupos musculares y aumenta la contracción en otros, lo que genera un desequilibrio muscular. El desequilibrio provoca el dolor que siente cuando se levanta de la silla.
La carga de trabajo influye sustancialmente, y si definimos el concepto de salud como salud integral, afectará hasta el ánimo durante el día, los problemas personales, así como la pasión por el trabajo.
Si al problema de mantener la postura fija por mucho tiempo le sumamos un estilo de vida sedentario, nos dará como resultado ser más propensos a las lesiones.
Ojo con descuidarse
Un “simple” dolor de espalda cuando se levanta de la silla puede ser un indicador para llamarle la atención, debido a que puede estar a la puerta de escalar a un dolor crónico.
¿Se imagina sentir un dolor muy fuerte todo el día mientras trabaja,
toda la noche mientras duerme, todos los días? Así es el dolor crónico. Este puede hacerlo pasar un mal rato, pues genera cambios en células cerebrales y en velocidades de conducción a nivel medular.
Según la experta, estos asuntos deben abordarse de forma integral, ya que la persona se irrita a nivel del sistema nervioso periférico, lo que afecta las relaciones sociales, personales y laborales. En otras palabras, el dolor nos podría cambiar la vida.
Consecuencias de los malos hábitos
Pero entonces, ¿cuáles son las consecuencias de este mal hábito que tenemos muchos?
Más allá de tener una molestia en la espalda o en la muñeca, mantener estas posiciones fijas en nuestra silla por mucho tiempo durante los días que trabajamos (algunos hasta 6 días a la semana) nos puede afectar directamente.
Algunas complicaciones que señala la Dra. Cyrus son serias, como una hernia, una compresión radicular o un aumento de tono en los músculos que presionan ciertos nervios (en caso de que la complicación no sea solo en la espalda).
No obstante, otras son tan graves que afectaría directamente el desempeño de los profesionales en odontología y la cantidad de trabajo que una persona podría realizar. Así de importante podría ser una lesión al sistema nervioso periférico. Dentro de estas lesiones se puede generar una limitación articular, que lo obligaría a la persona a enfrentar una pérdida de fuerza, falta de precisión y rango de movimiento de las manos.
Además, se puede sufrir un adormecimiento de las manos, lo que le causaría, entre otras cosas, que no pueda sostener algo cuando lo agarre. ¡Mejor prevengamos!
Aunque el tema sea tan serio y parezca inminente que presenta algún síntoma de estos, la Dra. Cyrus explica que existen formas de prevenir las dolencias ocasionadas por este hábito.
Hacer pausas activas. Parar el trabajo, entre paciente y paciente tomarse un respiro de lo que está haciendo para activar su cuerpo (en la página siguiente le explicamos cómo).
Tener un estilo de vida activo. Piense en yoga, pilates, natación, tenis, fútbol o zumba. Cuando se trata de mantenerse activo, ¡todos los deportes cuentan!
Tener un uso correcto y limpio del tiempo libre. Muchas veces cuesta separar la vida personal del trabajo, pero es necesario encontrar un hobbie o una distracción que lo separe de la rutina y sobre todo que


































































































   17   18   19   20   21