Page 8 - Demo
P. 8

¿La relación con el paciente es para toda la vida?
ostener el negocio de una clínica odontológica tiene mucho que ver con los pacientes. Sin embargo, a ellos les podríamos llamar
clientes también, pues andan en busca de un servicio que los odontólogos les ofrecen en sus empresas (consultorios).
Muchos problemas en las clínicas vienen porque pierden pacientes. Tal vez alguno decidió no seguirse tratando, tiene algún aprieto económico o se fue a otra clínica que le cobra menos.
Es decir, hay problemas para fidelizarlos y hacer que los clientes se queden con usted en una relación comercial duradera.
La fidelización, como se entiende en el marketing actual, implica lograr vínculos sólidos y el mantenimiento de relaciones a largo plazo con los clientes, en otras palabras, que no lo
El paciente compartirá las experiencias que obtenga tanto positivas como negativas, siendo estas últimas a las que generalmente le da más valor. Son los intangibles los que le dan el valor a la empresa: la reputación del consultorio, la imagen, la marca y la cartera de clientes. Para mantener a los pacientes que ya tenemos en un mercado tan variado hay que acudir al factor de la diferenciación.
Ser diferente y singular ante los pacientes actuales y potenciales se puede convertir en una herramienta definitiva para posicionarse profesionalmente. La diferenciación puede encontrarse en cualquier rincón del consultorio.
Desde el instrumental que se utiliza, el diseño de las tarjetas de presentación, la decoración del consultorio hasta el nivel de atención telefónica y personalmente de los pacientes (por la propia cuenta o la secretaria, si se cuenta con el servicio).
dejen por el primero que les ofrezca un tratamiento más barato.
En un mercado tan competitivo como el de la Odontología, el dentista debe ser consciente del impacto que tiene y tendrá en sus resultados económicos la satisfacción y retención del cliente que ya asiste a la clínica odontológica.
EL CLIENTE SATISFECHO VENDE
Es cierto lo que dicen, la mejor publicidad es la que corre de boca en boca. En la actualidad, cuando hablamos de negocios quien verdaderamente importa es el cliente.
Cuando un cliente está satisfecho comprará sus servicios más y los resultados de su negocio se incrementarán. Si la satisfacción es baja, a corto y mediano plazo, los clientes dejarán de pagar por nuestros servicios, ocasionando un impacto directo en las ventas y por ende en los resultados.


































































































   6   7   8   9   10