Octubre, 2014. Desde hace tres semanas la finca de recreo del Colegio de Cirujanos Dentistas de Costa Rica se abastece de agua gracias a la existencia de un pozo propio ubicado a unos 120 metros de profundidad.

Después de varios años de estudio para encontrar la ubicación exacta del preciado líquido, el Colegio realizó la inversión para colocar una bomba que permita el abastecimiento de agua para toda la finca.

La potabilidad del agua fue confirmada tras un análisis de Laboratorio Químico Lambda. El líquido pasa por un proceso de acondicionamiento con filtros y cloramiento previo a ser utilizado por los visitantes y los encargados de administrar y cuidar las instalaciones.

En principio el agua sólo se utilizaba para el mantenimiento de la piscina y el regado de plantas. Tras la noticia de la pureza del líquido se giró la orden de utilizarla para todas las actividades, inclusive para el consumo humano.

Según los expertos con este sistema no habrá escases de agua en la finca durante todo el año. Sólo se presentaría una baja en el caudal durante el verano de 20 a 30 centímetros, la cual no es significativa.

Junto a la bomba se instaló un tanque de captación que funcionaría en casos de desabastecimiento.

El uso completo de esta agua es parte de las medidas estratégicas para mejorar las instalaciones del centro de recreo.